Sobrevivir a tu suegra chinchona

Cómo Sobrevivir a Tu Suegra Chinchona y NO Morir en el Intento

Algunas mujeres, en algún momento de nuestra vida, encontráramos a quién creemos nuestro gran amor. Puede que hasta tomemos la decisión compartir el mismo hogar, pues sentimos que ha llegado el momento de compartir nuestros días.

En ese momento, siempre se nos acercan familiares, amigos y conocidos para darnos sus consejos sobre la vida en pareja, trucos para que perdure la unión, cosas que no debes hacer y cosas que si… Pero lo nadie te menciona, es algún pequeño consejo sobre: ¿Cómo sobrevivir a tu suegra y no morir en el intento?

Sí, aunque las suegras también son Mujeres de Este Siglo, y en general, muchas de ellas podrían ser grandes amigas nuestras, todavía perduran las que no pierden la ocasión de chincharnos un poquito… Al compartir convivencia, la familia de nuestra media naranja pasa a ser también la nuestra… y en ese paquete va incluida la suegra. Aunque nos toque del tipo chinchona, no deja de ser la madre de nuestra pareja, así que tendremos que aprender a sobrellevarla.

Como se dice en la jerga callejera: ¡Hay suegras de suegras! Algunas de nosotras tendremos unas suegras estimadas y divertidas, que pasaran a tratarnos como unas amigas más. Pero no todas tendremos esa suerte, pues así como existen estas, hay otras que desde el primer día se convierten en nuestro gran dolor de cabeza.

  • Si nuestra pareja no le hace el menor casola culpa es nuestra, pues no se lo permitimos o le estamos robando el tiempo que debería compartir con ella.
  • Si a nuestra pareja le va mal en los estudios o en el trabajo, la culpa es nuestra, porque no la hacemos desconcentrar con tantos problemas.
  • Si nuestra pareja enferma del estómago ¿De quién es la culpa? Pues nuestra, porque con la dieta y la vida que llevamos…

Cosas como esas son las que podemos llegar a escuchar de esta tipología de suegra. Seguramente quisieras responderle de la peor manera y no volver a verla nunca más, pero no podemos olvidar que es la madre de nuestra pareja, y además, cometerá sus ataques con muy buena mano izquierda…

  • “No sabía que te gustaba tanto la cerveza”…
  • “No querría decírtelo, pero es mejor que no pongas tanta sal….te hincha…”
  • “No quisiera meterme, pero esa lámpara es horrible…”
  • “…como te pasas el día haciendo dieta…”
  • “¿…Alguien puede ayudarme? Aquí todo el mundo parece que este descansando.”
  • “¿Te has cortado el pelo? Te quedaba mejor antes, te daré el teléfono de mi peluquería.”

Es por eso que aquí dejo estas recomendaciones para que puedas sobrevivir a tu suegra chinchona sin morir en el intento:

  1. No le lleves la contraria directamente, síguele la corriente.A ella le encanta pensar que tiene el control sobre nuestras vidas, con hacérselo creer no perdemos nada, evitamos discusiones y total, luego tu haz lo que te venga en gana.
  1. No pases excesivo tiempo en su casa, así le darás menos oportunidades a que te ataque. Tampoco dejes de ir, porque será la gran excusa para hablar sandeces de ti. Simplemente visítala junto a tu pareja las veces que creas conveniente, pero luego cada una en su casa.
  1. Si es de aquellas suegras que les encanta un teléfono, que llama a tu casa sin cesar, sin importar día y hora, opta por llamarla tú, repetidas veces, en los momentos que sabes que está ocupada. Verás que disminuirán sus llamadas aplicándole la psicología a la inversa. Si no llegase a funcionar, simplemente desconecta el teléfono.
  1. Si es del tipo de suegra que se cree la mejor cocinera del mundo y vive criticándote tus mejores platos, no te amargues y proponle que cocine ella. Te ahorrarás ese trabajo, descansarás y disfrutarás de la comida, además de ahorrar disgustos innecesarios.
  1. Si es de esas suegras de chinchonería aguda, que pueden llegar a ser hasta maquiavélicas, evita quedarte a solas con ella, podría buscarte hacer saltar los nervios apenas con una mirada y no tendrías a nadie con quién aligerar la tensión.
  1. Posiblemente le encantará dar opiniones sin que nadie se las pida.Además, usará frases tipo: “No me gusta meterme, pero…”, “No quería decírtelo, pero…”. ¡Aggghhh! Muérdete la lengua antes de decirle: “Pues NO lo diga, señora”.
  1. Pero por sobre todas las cosas ten mucha paciencia, respira profundo y trata de evitar discusiones, al final no te llevaran a ningún sitio. Ella, lo único que quiere, es saber que continúa dominando la vida de su descendencia…

Seguramente encontraríamos una lista larguísima de consejos… En definitiva, recuerda que actúa así porque para ella eres una competidoraTal vez tú, algún día, también seas una suegra… esperemos que no del tipo “chinchona” .

Y si te ha gustado el artículo, ayúdanos a crecer compartiendolo en las RRSS. 😉

MOTIVACIÓN

“El ingrediente más importante en la fórmula del éxito es saber llevarse bien con las personas.”- Theodore Roosevelt

MOTIVACIÓN

Trata de comprender antes de ser comprendido.-Stephen Covey.

MOTIVACIÓN

“Un verdadero amigo es quien te toma de la mano y te toca el corazón”. Gabriel García Márquez .