¡Si, parto sin dolor, por favor!

¡Parto sin dolor y en un centro sanitario, sí, yo lo preferí y no me arrepiento!

En los últimos años, se ha extendido una corriente que reivindica el parto en casa, sin intervención médica.

Esta tendencia parte de la teoría de que el parto es un acto íntimo y natural. Un momento único que no ha de ser constantemente interrumpido y manipulado, en muchas ocasiones por personas sin demasiados miramientos que manipulan a la madre y al acto en sí, como si fueran meros instrumentos de quirófano.

Lamentablemente, en algunos casos, esto es así.  Puedes encontrarte con personal sanitario que atiende un parto con cierta frialdad y poco respeto, entrando y saliendo de la sala de partos casi como si estuviera en una cafetería… Pidiéndote que te “abras de piernas” para palparte, como si fueras una fruta de cualquier parada del mercado. Tocándote la barriga, sin tan siquiera presentarse o explicándote qué va a hacer y por qué… Yo misma he vivido algún ejemplo similar. Y eso que tuve la suerte de dar a luz en una de las mejores clínicas obstetras de mi país.

Aún y siendo situaciones ampliamente mejorables, es cierto que no me arrepiento de haber tenido a mis hijos en una clínica, donde ambos contábamos con todos los recursos de seguridad necesarios para salir exitosos ante cualquier dificultad que se pudiera presentar.

No siempre un parto es facilísimo… a veces requiere la intervención de manos expertas para que llegue a buen término. Las consecuencias de no ser así, de no tener a alguien que pueda sacar al bebé, asistirlo rápidamente o asistir a la madre, pueden ser fatales.

No estamos hablando de alargar el momento de ir al dentista… Estamos hablando de que si no se interviene rápido y al momento, el niño puede arrastrar consecuencias para toda su vida.

Preguntemosles a todas las mujeres que viven en países donde no tienen medios para acceder a un centro sanitario y acaban perdiendo al bebé, dando a luz a un niño con graves secuelas o muriendo ellas mismas.

Es por eso que YO SI estoy a favor de tener a tus hijos en un centro habilitado, con personal cualificado… ¡Cuántas mujeres que no viven en el primer mundo querrían tener acceso a ello! También estoy de acuerdo en tener hijos sin dolor, en caso de que quieras tenerlos así, sin tener que sufrir.

Porque el límite del dolor es muy personal y supongo que habrán mujeres que podrán dar a luz sin apenas notar ninguna molestia… pero otras no. Gracias a los avances de la ciencia yo puede optar a tener a mis hijos sin sentir apenas dolor físico.

Eso no quita que a una parte del personal sanitario que atiende los partos, todavía le quede mucho por aprender del trato a una mujer que está dando a luz…

Debería entrar en la sala solo cuando sea necesario, intentar que siempre entren las mismas personas y, en caso que tenga que entrar alguien más, debería presentarse, explicar por qué está ahí, lo que va a hacer…

En definitiva, no se trata de otra cosa más que mostrar respeto por ese momento tan íntimo en la vida de unos padres y de su hijo.

Tal vez el sitio ideal, en el futuro, sea un lugar cálido, habilitado para dar a luz. Porque dar a luz es un momento íntimo y especial, y debería poder hacerse respetando estas premisas, pero con acceso fácil y rápido a la intervención de personal sanitario cualificado si se presentara cualquier problema.

¿Y a ti, cómo te gustaría dar a luz? Si ya has sido madre ¿Crees que se respetó tu intimidad en el momento de dar a luz?

¡Y si te ha gustado el artículo, ayúdanos a crecer compartiendolo en tus redes sociales :-)!

MOTIVACIÓN

“Te ríes de mí porque soy diferente. Yo me rio de ti porque eres igual al resto”. Marilyn Manson

MOTIVACIÓN

“Tienes que ser único y diferente, y brillar a tu manera.” Lady Gaga

MOTIVACIÓN

“Para ser irremplazable, uno debe buscar siempre ser diferente”. Coco Chanel