La Leyenda de San Jordi

 

¿Conoces la leyenda de San Jordi?

Dice la leyenda de San Jordi que hace mucho tiempo había un dragón , con largas uñas y aliento de fuego que mataba a la gente con su aliento y se tragaba las personas vivas.

Primeramente los ciudadanos decidieron apaciguar su hambre dándole dos ovejas cada día, para pero  cuando se acabaron todos los animales que tenían en el pueblo, el dragón continuaba pidiendo más comida.

El rey convocó una reunión, donde decidieron que cada día le darían al dragón una persona para que se la comiera. Y así, en ese primer sorteo, le tocó a la hija del rey.

Entonces, la princesa partió a la cueva del dragón.

El dragón no dudó en apresarla y cuando estaba a punto de comérsela, apareció el caballero San Jordi, para salvarla de sus garras.

Luchó con el dragón y ganó la batalla.  Lo atravesó con su lanza y de su sangre salió un rosal.

San Jordi cogió una rosa, la más bonita de todas, y se la regaló a la princesa en señal de amor.

Finalmente, San Jordi acompañó a la princesa al pueblo y siguió su camino, para seguir ayudando a otras personas.

Desde aquel día la gente del pueblo vivió tranquila.

Por eso el día de San Jordi, en Cataluña, es un día muy especial. Todas las calles se llenan de rosas y de libros. Los hombres regalan una flor a las personas que quieren. Y las mujeres, según la tradición, han de regalar un libro.

Pero cada cual adapta la tradición a su manera, y yo, igual que muchas otras personas,  regalo tanto  libros, como  rosas a aquellos que más quiero ¡Cuestión de igualdad!

Te dejo este video para que puedas disfrutar del cuento. Solo dura poco más de un minuto y podrás volver a disfrutar como una niña 🙂

Espero que hayas disfrutado del cuento de San Jordi. Seguramente también te encantarán estas frases con imágenes para princesas reales, podrás descargarlas gratis:

Frases para verdaderas princesas

 ¡Y no te olvides de compartir el artículo en tus redes sociales :-)!

MOTIVACIÓN
“La lectura es a la mente lo que el ejercicio al cuerpo”. Joseph Addison.
MOTIVACIÓN
“La escritura es la pintura de la voz”. Voltaire.
MOTIVACIÓN
“Lee y conducirás, no leas y serás conducido”. Santa Teresa de Jesús.