Hoy queremos dar visibilidad a una heroína anónima, de esas que la prensa no suele hablar, queremos hablar de una persona que por circunstancias personales no pudo conseguir sus sueños de estudiar una carrera universitaria, en los momentos de juventud. Queremos hablar de Isabel.

Isabel tiene 68 años pero desprende una energía y vitalidad no muy  corriente en personas de su edad. Es una persona abierta y con muchos retos por conseguir. Una persona que ahora, después de jubilarse de su actividad laboral decide emprender con algo nuevo, unos estudios universitarios.

Isabel que vive en Madrid, asiste cada semana a sus clases y cada día, dedica tiempo para estudiar y preparar sus ejercicios, porque su objetivo es pasar las pruebas de acceso a la Universidad el próximo mes de Mayo, para así poder empezar a estudiar el grado en Historia del Arte el próximo curso.

Isabel es de esas personas que la edad no la detiene, ella misma nos menciona una frase de Confucio “No importa la lentitud con la que avances, siempre y cuando no te detengas”

Cuando eras pequeña: ¿Qué querías ser de “mayor”? ¿Lo has conseguido?

Cuando era pequeña quería ser periodista o arqueóloga no pudo ser, eran otros tiempos. Mi momento ha llegado, y ahora sí voy a poder estudiar

¿Qué comportamientos de los que aprendiste de niña, más valoras?

La educación que me dieron mis padres, la generosidad que había en el entorno familiar hacia los demás. Ellos me enseñaron a ser honesta, trabajadora y buena persona.

¿Puedes identificar características personales que te hacen única?

Soy auténtica, espontánea, fuerte y positiva, nunca dejaré de soñar

y estas características me hacen única.

¿Qué decisiones o circunstancias cambiarías si tuvieras oportunidad?

No cambiaría ni lo bueno ni lo malo, todo me ha ayudado a ser la mujer que hoy soy, independiente, luchadora, con muchos valores y creciendo cada día más como ser humano.

¿Qué aprendiste de tus éxitos anteriores?

Todos los logros son éxitos por muy pequeños que sean, solo es tener la capacidad para luchar por ellos. Si caigo me levanto para volver a empezar

¿Y de tus errores, qué aprendiste de ellos?

La experiencia de no volver a repetirlos

¿Hay nuevos retos a los 68 años?

Muchos retos por alcanzar, sueños por cumplir, ilusiones por realizar y vivir la vida con plenitud, disfrutar cada momento que ella me da. Uno de esos momentos es asistir a clase, estar en la universidad mi gran sueño

¿Cómo afrontar esos retos?

Con ilusión, con muchas ganas de aprender porque la vida es un continuo aprendizaje.

¿Te consideras una persona exitosa?

No sé si es un éxito levantarme cada día pensando que me queda mucho por hacer en la vida.

¿Cuáles fueron los obstáculos que tuviste o que vas a tener que superar?

¿Mis obstáculos? Yo misma, no podía avanzar mi incapacidad auditiva me frenaba. Decidí cambiar de actitud, sacar de mi mente mis miedos, el no puedo, desde entonces la superación y la constancia han sido mis metas. Hoy sigo avanzando.

¿Qué consejo darías a otras mujeres, que, por la edad, les cuesta atreverse a hacer nuevas cosas en su vida?

Que nunca es tarde, se puede y se debe vivir una segunda juventud más plena aún que la primera, porque hemos hecho las paces con nuestro pasado, para vivir el presente.

“No importa la lentitud con la que avances, siempre y cuando no te detengas”

Desde Mujeres de este Siglo admiramos a personas como tú y queremos que otras mujeres se empapen de tu energía, entusiasmo y positividad. Queremos, que mujeres que ahora mismo, rechazan la idea de emprender nuevos proyectos por sentirse mayores, les hagas replantearse esas ideas y las motives a emprender nuevas etapas en sus vidas.

Isabel, cuando acabes te volveremos a entrevistar. Solo nos queda decirte que Mujeres de este siglo te da ánimos y apoya tu proyecto. ¡Es tu momento!

Artículo de Elisabeth Hospedales

Entrevista realizada por Monste Ramos