El primer restaurante para Mujeres en Afganistán

El espacio nace como un proyecto para víctimas de maltrato.

Leo la fantástica noticia que en la capital de Afganistán, unas 25 mujeres, la mayoría víctimas de violencia doméstica, trabajan en el primer restaurante construido y dirigido por mujeres.

Nacido como un proyecto para víctimas del maltrato, el restaurante está pensado para ayudar a las mujeres que sufren continuamente los abusos físicos y psicológicos de una sociedad machista y que además, puedan disfrutar de un rato sin sufrir acoso.

La idea es que durante un año las trabajadoras se formen y adquieran experiencia para que luego puedan montar ellas su propio negocio. Se tendrá que trabajar bastante en este punto, ya que  a pesar de los 15 años de avances para la mujer, tras la caída de los talibanes en 2001, en la sociedad afgana sigue siendo tabú que miembros del colectivo femenino trabajen fuera del hogar o lleven su propio negocio.

Puedes saber más sobre este restaurante y este proyecto en estos artículos, que son los que he leído yo y me han servido para poder explicaros esta gran noticia:

http://www.deia.com/2016/10/05/ocio-y-cultura/que-mundo/-el-primer-restaurante-de-mujeres-para-mujeres-de-afganistan-

Desde hace aproximadamente un mes, este restaurante ya es lugar de encuentro para mujeres y familias que quieren disfrutar de un rato, sin ser objeto de todas las miradas, ya que las mujeres están siempre en el punto de mira de los hombres.

 

La fundadora del restaurante es  Humaira Kohzad, quien dice que su establecimiento pretende ser un «lugar seguro para que las mujeres se puedan reunir, sentirse libres, lejos del acoso en las calles y donde puedan charlar mientras comen».

Desde aquí las apoyamos en su propósito y esperamos que en breve, consigan abrir más restaurantes y cafeterías de este tipo, sin importar el tamaño que tengan.

¡Y si te ha gustado la noticia, no te olvides de compartirla en tus RRSS :-)!

MOTIVACIÓN
“El futuro pertenece a quienes creen en la belleza de sus sueños”. Eleanor Roosevelt.
MOTIVACIÓN
“En la vida no hay nada que temer, sólo que entender”.  Marie Curie.
MOTIVACIÓN
“No tengo miedo a las tormentas porque estoy aprendiendo a navegar mi barco”. Louisa May Alcott