5 pasos para irte de viaje con tu mejor amiga

Hacía más de 10 años que no viajábamos juntas. A las dos las responsabilidades nos han hecho pasar el tiempo volando. Nos hemos casado, hemos tenido hijos, hemos compaginado todo con nuestros trabajos… y hemos dejado poco tiempo para nosotras mismas y un poco menos para seguir viéndonos.

Como muchas otras veces, propusimos irnos solas de fin de semana, la diferencia está en que esta vez lo dijimos y compramos los billetes de avión.

Y si, antes de irte se te hace un mundo: organizar a los niños, tu maleta,  ropa y utensilios de los peques, dejar la nevera llena… sé que no queda bien decirlo, que no queda “cool”, pero creedme, en mi caso YO soy la que se ocupa de estas cosas si quiero que funcionen bien. Y como quería irme tranquila, llene la nevera para facilitar las cosas en mi ausencia.

  • Como madre de familia numerosa, experimento un pequeño placer cuando preparo MI maleta con solo MI ropa.
  • Emocionante cuando te encuentras en el aeropuerto con TU amiga. Las dos solas, otra vez, como si el tiempo no hubiera pasado.
  • Vuelves a encontrarte con la persona que eras antes de casarte y tener hijos.
  • Vuelves a ser TU, sin filtro y sin descafeinar.
El destino es lo de menos. Lo importante es la compañía. Es tan agradable compartir el tiempo con  personas a las que quieres, que te quieren y te aceptan tal y como eres, más allá de tus circunstancias. A una amiga le importas TÚ, estés en el momento de tu vida que estés.

Y también valoras lo que dejas en casa, porque al menos en nuestro caso también encontramos a faltar a nuestras familias. Vuelves con las pilas súper cargadas y con ganas de besos y abrazos de quienes también te quieren y se han quedado aquí, regalándote este tiempo maravilloso.

Una experiencia totalmente recomendable para todas. Así que, ya sabes:

  1. Llama a tu amiga.
  2. Compra un par de billetes de avión, de bus, de tren o prepara un coche….
  3. Busca cualquier destino.
  4. Llena tu maleta de ilusión y de amistad.
  5. Hazle un gran espacio a tu autoestima, porque crecerá seguro.

Dos días. Suficiente para reencontrarnos en nuestra esencia más allá de nuestro entorno y de nuestros problemas cotidianos. El tiempo se para y ya no sabes si han pasado 10, 15 o 5 años. No importa. Vuelves a estar tú con ella, y aquí no existe dimensión de tiempo o de espacio.

¡Y adelanteeeeee!

Nota: Al llegar a casa mi hija mediana me ha dicho “mami, cuando tú no estás, todo funciona con bastante desorden”  😉

MOTIVACIÓN

“El mundo es un libro, y aquellos que no viajan leen solo una página”.-San Agustín.

MOTIVACIÓN

“No viajamos para escaparnos de la vida, sino para que la vida no se nos escape.”

MOTIVACIÓN

“Un viaje es lo único que compras que te hace más rico.”